La historia de Garcia Requejo comienza con una rueca del SXVII

Acabada la década de los 50,el fundador de la empresa, José Ramón Garcia Requejo encuentra una rueca, con más de 3 siglos de antigüedad, en un anticuario. Pese a su temprana edad, José Ramón decide comprar la pieza y convertirla en una lámpara de la que venderá decenas de réplicas.

La demanda de este primer producto, le lleva a comenzar la producción de sus primeras colecciones de lámparas y mobiliario. En los años, inmediatamente, posteriores, Garcia Requejo se convierte en una de las marcas más conocidas en España en el ámbito del mobiliario clásico. Tanto es así que, en 1969, la empresa es seleccionada para representar a España en la feria internacional de Frankfurt.

A lo largo de Los años 70,los stands de G.R. revolucionan las ferias de decoración en España, al ser el primer expositor que crea habitaciones en el propio stand (hasta entonces, se exponían los muebles y lámparas sin decoración).

La década de los 80 supone la entrada de Garcia Requejo en el sector del mobiliario “contract” y la iluminación a medida. El primer proyecto que se le encarga a la empresa es la decoración de 70 Habitaciones del hotel más emblemático de la ciudad de San Sebastián: El hotel Reina Maria Cristina.

Ese primer proyecto, es el punto de partida a, casi, 4 décadas de experiencia, decorando e iluminando hoteles de todo el mundo. En este tiempo, Garcia Requejo ha expuesto en más de 120 ferias de decoración y ha vivido el relevo generacional en la gestión de la organización.

En la actualidad, la empresa es dirigida por la decoradora e hija del fundador, Rebeca Garcia, quien mantiene el modelo de negocio original:

  1. Venta de productos de mobiliario e iluminación.
  2. Proyectos, a medida, contract y bespoke.

Garcia Requejo afronta la tercera década del SXXI, fiel a sus orígenes y manteniendo su sello distintivo: La capacidad de adaptación a las necesidades de sus clientes.

El fundador de la empresa Jose Ramón Garcia-Requejo.

Stand La Habana

Stand de Garcia Requejo.